The Globe Formación

Motivación para las oposiciones

El camino de la oposición: ¿me voy o me quedo?

Por José Luis Ortega, Coordinador de Oposiciones Docentes en The Globe.

Ya lo decían The Clash en su éxito “Should I stay or Should I go?”, “If I go there will be trouble, And if I stay it will be double”, es decir, debería irme o debería quedarme. Y si me voy, habrá problemas; y si me quedo, el doble. Un dilema, sin duda, que queda resuelto por aquellos londinenses de los 70 y 80 de una manera muy clara.

Todos sabemos que arrancar unas oposiciones tiene su lado bueno (¿bueno?)… vale, bueno relativamente. Te compras las carpetas, esos bolis nuevos, los subrayadores de colores e incluso alguna amiga te regala el kit del opositor, que incluye un atril, separadores, la agenda, los post-it, bolis… pero le falta una cosita. El saco de la motivación. Y ese es el que realmente necesitas para arrancar siendo consciente de que ese saco es como los fitball… acaba yéndosele la fuerza y eres tú quien tiene que mantenerlo rígido y fuerte.

El virus

A los bajones de cualquier curso, que veremos a continuación, se le añade ahora los efectos colaterales del dichoso COVID-19: familiares que han enfermado, tensión informativa, confinamientos, mascarillas, falta de contacto con otros colegas de la misma edad y objetivos comunes… No es fácil plantarte delante del ordenador sabiendo que tienes a alguien enfermo o, que si vas a clase o contactas con alguien, podrías traer el virus a casa. Nada de eso ayuda, qué duda cabe.

La convocatoria

Pongamos también que la incertidumbre sobre cuándo saldrá la convocatoria es otra de esas cosas que todos agradeceríamos que no existiera porque desde hace tiempo ya estuviera fijada la fecha para mayor alegría y gozo de todas esas almas que os dejáis el pellejo frente a los apuntes y el ordenador. Si a esa le añades que desde el Gobierno central estén amenazando con una ley que ya tiene los días contados en cuanto llegue otro gobierno al poder o que el autonómico tiene que andar sacando decretos y órdenes que sustituyan a los anteriores por temas jurídicos, tampoco encontramos remansos de paz y sosiego para ponernos con toda la tranquilidad que nos gustaría.

Los altibajos

Un curso es largo, y hay que partir de que tendrá sus momentos de bajón. Hay que verlos venir y saber capearlos. Enfrentarse a ellos con la calma que nos da ya la experiencia y dedicarnos a las cosas que nos relajan en ese momento más que a meternos en foros donde nos van a poner la cabeza peor aún. El curso tiene su momento de euforia del comienzo, lleno de miedos por otro lado, tanto para los que sois “pollitos” y os enfrentáis por primera vez a la oposición, como para los que ya sois medio expertos y sabéis lo que supone dedicar muchas horas al estudio para despachar en cuatro horas y media parte de lo aprendido. Luego tiene momentos de paz y calma que se ven levemente agitados cuando observamos que el número de temas sin estudiar crece. Ahí es donde tienes que tener la sangre fría y ver el vaso medio lleno, contando los éxitos y no lo que nos queda aún, que siempre será bastante.

La Navidad

La Navidad es el momento en el que todos pensamos quitarnos de en medio lo que no hicimos durante el primer trimestre; y no, no es lo suyo. La Navidad se reduce a unos pocos días en los que francamente no da tiempo a casi nada. Mejor organizarnos antes y ver qué podremos hacer con calma y contar, de nuevo, éxitos. Seamos objetivos y claros con nosotros mismos: los objetivos, alcanzables y siempre con un poquito de más, algo que nos haga mantener la motivación en alto.

El sprint final

Así nos encontraremos con la cuesta abajo que va de enero a junio. El tiempo vuela en esa época y es el momento de asumir que la convocatoria, el presentar los papeles o tener claro los repasos que hay que hacer se convierten en piezas clave de nuestra motivación. Ya nos queda menos y tengo que mirar para los lados. Hay quienes tienen tiempo de sobra y no lo aprovechan tanto como quisieran y otros que ven que les faltan las horas del día. Pero el tiempo es el que es y es el que tenemos. Hay que ver las cosas en positivo y no perder el tiempo cuando nos ponemos a estudiar. La mejor manera de aprovechar el tiempo es no perderlo.

Llevas temas estudiados y quién sabe si alguno de ellos es el que te reserva el sorteo; tienes experiencia como docente en algunos casos, más la que tienes como alumna y estudiante del Máster. Además, has estado en clase y hecho casos prácticos. No me digas que lo dejas; hay que seguir esforzándose y aprovechando la capacidad de tus preparadores. Para eso y para llevar la mejor programación posible, la que te haga sentirte orgulloso de tu trabajo, están ahí. Comprar programaciones o que te pasen las unidades solo te crea una sensación de inseguridad que no tiene sentido alguno. Tienes que creértelo, mirar para atrás para ver el camino que llevas ya andado y pensar en todos los que confían y confiamos en ti. Tu objetivo está más cerca y siguiendo en esta carrera estás más cerca de conseguirlo; dejarlo para otra ocasión te puede llevar a otras circunstancias personales y profesionales que lejos de serte más propicias te hagan más complicado el logro de tu sueño: ser docente y tener un puesto de trabajo estable; dedicar lo mejor de ti a los pequeños y jóvenes de este país y colaborar, de manera clara, en el futuro de todos.

Dale fuerte, mira adelante, llena el pecho de aire y rodéate de quienes te sean positivos; aléjate de los tóxicos y de los que vienen a lamentarse. Déjate llevar por quienes te animan y aconsejan en positivo y deja atrás a los que solo te traen dificultades y penas para tu oposición. Si te quedas, el “problema” lo controlas tú. Si lo dejas, dependes de otros, de cambios de legislación, de posibles cambios de temarios… No lo dudes: sigue adelante. Por ti y por los tuyos.

Ya sabes que en The Globe nos importas. Si necesitas algo, aquí nos tienes siempre.

Accede a contenido gratuito

Accede a nuestra plataforma y disfruta de videos y material gratis

¿Podemos ayudarte?

Escríbenos a Whatsapp. Nuestros asesores están esperándote y se pondrán en contacto contigo.

¿Necesitas más información?

Te llamamos gratis

Para más información sobre nuestras formaciones, rellena el formulario y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas.

¿Necesitas más información?

Ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros asesores te explicará todo lo que necesites.