ACTUALIDAD
the globe

Descubre las últimas noticias, novedades y consejos en el aprendizaje de idiomas, apoyo escolar y preparación de oposiciones de la mano de THE GLOBE.

Técnica del pomodoro para estudio
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin

Técnica pomodoro

¿Sabes en qué consiste la técnica Pomodoro o has oído hablar de ella alguna vez? Efectivamente, tiene que ver con el tomate, pero no se trata de un ingrediente para hacer una salsa, ni de una fórmula para conseguir que salgan más tiernos y jugosos.

¿QUÉ ES LA TÉCNICA POMODORO?

La Técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo que puede ayudar a que tu productividad sea mayor. Veamos qué es y cómo puede ayudarte. Toma nota de los ingredientes de esta receta.

ORIGEN TÉCNICA POMODORO

La Técnica Pomodoro fue desarrollada por Francesco Cirillo a finales de la década de los 80, y es un sistema que busca mejorar la administración del tiempo a través de su división en fragmentos. El origen de su nombre proviene de la forma del tomate -“pomodoro” en italiano- del reloj de cocina clásico que utilizó Cirillo para desarrollarla.

¿EN QUÉ CONSISTE LA TÉCNICA POMODORO?

La idea es utilizar un reloj —o un smartphone o un sistema de medición del tiempo— para medir intervalos de 25 minutos en los que pongas la mente focalizada y saques adelante la tarea que se nos resiste. Seguidamente, te comprometes en hacer una pausa o incluso a darte un pequeño premio.

La técnica estaría formada por cinco etapas: planeamiento, anotación, registro, proceso y visualización.

FASES DE LA TÉCNICA POMODORO

Siendo más prácticos, podríamos decir que la técnica funcionaría en cinco pasos:

  1. Revisa tu agenda y crea el espacio de tiempo que necesitas. Cirillo propuso intervalos de 25 minutos además del descanso, pero pueden ser 20 o 30 minutos. Igualmente, hay investigaciones posteriores que sugieren intervalos de mayor duración. En este punto, vale la pena que cada persona identifique lo que más le ayuda.
  2. Hazte con un temporizador. Ya lo hemos dicho, escoge el que te sea más cómodo y comprométete a seguirlo. Igualmente, reúne todo lo que necesitas: documentación o material necesario. Llama si necesitas ayuda antes de comenzar. Se programa el pomodoro (generalmente un reloj con alarma) a un lapso de 25 minutos.
  3. Céntrate solo en la tarea.Este punto es especialmente complicado. Aquí aparecen las interrupciones, mirar el móvil o las visitas al frigorífico o preparar un café. Pues bien, si aplicamos la técnica Pomodoro necesitamos retirar todas las interrupciones posibles: apagar el móvil o hacernos con ese café que “imperiosamente” necesitamos.
  4. Haz un pequeño descanso.Aquí es donde le damos permiso a la mente difusa para que entre en escena. Si hemos hecho 25 minutos de trabajo, un descanso adecuado sería de cinco minutos, por ejemplo. Según Cirillo, en este momento no debemos caer en la sensación de improductividad y extendernos y extendernos. Ya lo hemos dicho, los descansos ayudan a la mente focalizada.
  5. Continuar las sesiones de trabajo y tomar un descanso más largo.Los espacios de 25 minutos y cinco de descanso se pueden ir encadenando hasta completar tres, y luego tomarse un descanso más duradero de 20 minutos, por ejemplo. O si se hacen cinco intervalos, el descanso podría ser de 30 minutos. Igualmente, en este punto podríamos darnos una pequeña gratificación, como un dulce que nos guste, un paseo o cualquier cosa que nos dé energía.

BENEFICIOS TÉCNICA POMODORO

  • Alivia la ansiedad que se genera al ver cómo pasa el tiempo sin que podamos concentrarnos. para cumplir con los objetivos trazados.
  • Aumenta la conciencia de las decisiones y el uso del tiempo.
  • Nos motiva para cumplir metas propuestas.
  • Evitamos el agotamiento mental.
  • Nos proporciona agilidad mental.
  • Aprendemos a identificar y evitar interrupciones.
  • Disminuimos el tiempo en completar actividades.
  • Gracias a los descansos permite recuperar la energía.

Además de su capacidad para intensificar y estructurar el trabajo y evitar interrupciones, la Técnica Pomodoro contribuye a “gamificar” el trabajo -hacerlo más parecido a un juego-, lo que lo podría hacerlo más llevadero. Por ejemplo, el cumplimiento de un pomodoro se equipararía a un objetivo cumplido, lo que podría generar satisfacción. De igual forma, los descansos podrían ser vistos como una recompensa por el objetivo cumplido.

Necesitarás un tiempo para acomodarte. Adaptarla a tus necesidades facilitará que te acostumbres a ella. Para ello, encontrarás diversas formas, en función de tus preferencias.

Ahora que ya sabes qué es la Técnica Pomodoro puedes contarnos qué tal te ha ido con ella. ¿La has probado? ¿La has adaptado para tu uso de alguna forma en especial? ¿Ha mejorado tu rendimiento?

Mantente informado con las noticias de

the globe

CONTACTO ¿hablamos?