¿Ser maestro o ser profesor? Conoce la diferencia

A menudo tendemos a utilizar ambas palabras como si fueran sinónimos, y aunque solo sea desde un punto de vista simbólico, en cierto modo hay muchos puntos en común entre ambos términos. Hoy en The Globe, vamos a mostrarte cuáles son las diferencias más importantes entre maestros y profesores.

Antes de nada, debemos incidir en que maestro no está por encima de profesor, y profesor no es superior a maestro. Se trata simplemente de distintos conceptos, ya que como ahora veremos, existen varias diferencias entre ambos.

¿Cuál es la diferencia entre maestro y profesor?

Mientras que el profesor es la persona que expone un tema ante sus alumnos enmarcado dentro de una institución educativa de secundaria, bachillerato y/o formación profesional acorde a un determinado plan de estudios, maestro es el término que se usa para el docente que se especializa en educación primaria.

Hay una frase que suele oírse mucho en cualquier comparativa entre maestros de primaria y profesores de secundaria: “Un profesor es el que enseña, maestro es del que aprendes”. Y a pesar de que más de uno ha malinterpretado el verdadero significado de esta frase, para nosotros la diferencia es realmente tangible.

El maestro, encargado de enseñar a niños de primaria, no se especializa simplemente en una materia concreta. Debido a que los cerebros de sus alumnos están aún en proceso de formación, debe ser capaz de transmitirles unos valores, unos principios y una opinión constructiva sobre la mayoría de cosas que les rodean.

El profesor de secundaria, por el contrario, cuyos alumnos ya son de secundaria, bachiller o incluso formación profesional, no suele poseer este componente extra que define a un buen maestro de primaria. Seguramente la totalidad de sus alumnos ya tenga unos valores, unos principios o una forma de ser que el profesor no sea capaz de moldear como podría hacer un maestro de primaria con sus alumnos, y esa es la diferencia principal entre ambos.

¿Maestro o profesor?

Ojo, que esto no significa que los profesores tengan menos vocación que los maestros. Simplemente se trata de que debido a las características de los alumnos a los que deben enseñar, en el caso de los maestros es esencial ir más allá de simplemente enseñar a los niños para ofrecerles todo el apoyo emocional y psicológico que requieran, ya que están en una fase muy importante de su crecimiento.

Los profesores de secundaria se encuentran con un alumnado ya formado en estos aspectos, más independientes y en algunos casos incluso con una clara predisposición a no hacer caso al profesor, motivo por el que muchos opositores se deciden por primaria.

Así que como puedes ver, maestro y profesor tienen sus ventajas y sus desventajas. Cuál sea mejor para ti dependerá de qué ventajas valores, y qué desventajas no te importen. Si necesitas asesoramiento, no tienes más que contactar con nosotros y te ayudaremos en todo lo que podamos para preparar tus oposiciones a maestro de primaria o profesor de secundaria.

Mantente informado con las noticias de

the globe

CONTACTO ¿hablamos?