CÓMO PREPARAR UNA OPOSICIÓN SI ESTÁS TRABAJANDO

Estudiar para unas oposiciones mientras cumples con los compromisos y obligaciones de una jornada laboral puede ser todo un desafío. Por eso, hoy en THE GLOBE te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a superar tus oposiciones sin que sufras demasiado estrés en tu trabajo :)

¿COMO PREPARAR UNA OPOSICIÓN TRABAJANDO? ALGUNOS TIPS.

No son pocas las personas que deben satisfacer las necesidades de un trabajo de jornada completa mientras se preocupan de estudiar todo el temario correspondiente a su oposición. Así que lo primero que debes saber es que no estás solo, y ni mucho menos eres el único que se ha encontrado en esa situación y a pesar del reto que supone lo ha superado con éxito.

1. 💡Piensa en el futuro

Decidir cuándo es el mejor momento para hacer los exámenes de oposición es lo primero que deberías tener en cuenta, y en esta decisión influyen varios factores. Por un lado, puede que en tu trabajo estéis en temporada alta en el mes previo al examen de tu oposición y te veas obligado a hacer algunas horas extra cada día, lo que sin duda influirá en el tiempo que podrás dedicarle al estudio cuando vuelvas a casa.

Por otro lado, debes evitar a toda costa establecer objetivos por encima de tus propias capacidades. Si tu jornada laboral te exige 40 horas por semana, tienes 20 horas libres por semana para poder dedicarle al estudio y el examen de oposición es dentro de 2 semanas y aún tienes 80 temas por estudiar, puede que lo ideal sea que empieces a estudiar no pensando en presentarte dentro de dos semanas, sino de cara a la próxima convocatoria.

2. ⌛Cuanto antes empieces, mejor

En este sentido, y dependiendo de la oposición a la que te vayas a presentar, de la cantidad de temario y de las horas libres que puedas sacar cada semana para estudiar, ten siempre en cuenta que cuanto antes empieces a estudiar, mejor. Da lo mismo que sean 20 temas que 40, o que 80. Incluso aunque sean 20 sencillos temas y tengas seis meses por delante, estudiarlos con tanta antelación te permitirá ir más preparado que el resto de la gente que se va a presentar (y ello significa que las probabilidades de conseguir tu ansiada plaza aumentarán).

3. 📘 Un plan de estudios, la clave

Tanto si alguna vez has hecho un plan de estudios como si es tu primera vez que escuchas hablar sobre un plan de estudios, consideramos que es esencial que prepares uno para poder estudiar de manera mucho más efectiva y productiva.

A la hora de elaborar un plan de estudios debes tener en cuenta distintos factores. Por un lado, el tiempo que podrás dedicarle cada día al estudio. Por otro, la cantidad de temario que tienes que estudiar para tu oposición. Y como es evidente, la fecha del examen de oposición también influye.

Pongamos que dispones de 2 horas al día, el examen de la oposición te evaluará en base a los conocimientos que se contienen en 40 temas, cada tema te exige 4 horas de estudio, y el examen es dentro de 3 meses.

Si hacemos un cálculo sencillo, 40 temas x 4 horas son 160 horas de estudio en total. Si dispones de 2 horas al día para estudiar, necesitarás 80 días, lo que significa que incluso te sobrarán 10 días para poder repasar todo el temario con tranquilidad una vez termines de estudiarlo.

No obstante, hacer un plan de estudios no sólo consiste en realizar este cálculo. Cumplirlo es la parte más importante, ya que cada día que no lo cumplas te restará un día de preparación (lo que significa que si tenemos en cuenta el ejemplo anterior, si fallas más de 10 días de estudio en 3 meses, no sólo no tendrás tiempo de repasar, sino que probablemente no llegues a preparar todos los temas de la oposición).

4. ✍ Últimos consejos

Teniendo en cuenta todos los consejos anteriores, esperamos haberte tranquilizado al menos un poco de cara a la preparación de tus exámenes de oposiciones. Sólo nos queda ofrecerte algunos consejos que creemos deberías tener claros a lo largo de los duros meses que te esperan:

  • Ten en cuenta que no será fácil, si tu jornada laboral dura 8 horas y tienes hijos o compromisos familiares, apenas podrás disfrutar de tiempo libre.
  • Más vale lento y constante que deprisa y corriendo. Lo importante no es que termines de estudiar el temario a tiempo, sino que tengas claro lo que estudies y estés preparado para ser evaluado sobre los temas que lleves preparados.
  • Incluso aunque te lo prepares lo mejor que puedas, cabe la posibilidad de que no apruebes el examen, o de que lo apruebes pero no llegues a la nota suficiente como para optar a la plaza.

En este último caso, no desfallezcas. Si has preparado unas oposiciones aún con la dificultad de tener que cumplir con una jornada laboral aparte cada día, no hay nada que reprochar. Simplemente plantéate que lo que ya has estudiado te permitirá ir mejor preparado para la siguiente convocatoria, descansa durante un par de semanas y cuando vuelvas a tener la mente fresca y lista para la acción ya sabes, nuevo plan de estudios y nueva oportunidad.

Mantente informado con las noticias de

the globe

CONTACTO ¿hablamos?